lunes, 25 de octubre de 2010

Alameda nocturna


El Otoño continua su camino. Poco se nota por aquí, aunque las flores amarillas se posan sobre las viejas losetas de La Alameda dando testimonio de la nueva estación.

4 comentarios:

Merce dijo...

Estas practicando las nocturnas?
fantastico!!! :)

La vision a ras de suelo con esas hojas caidas, la soledad del parque y la noche hacen una foto cargada de sosiego. Ese momentito en que te apetece dar un paseo cuando todo está en esa aparente calma de antes de ir a dormir, y ver la ciudad comenzando su sueño...

Una pena esa farola que parece que en ese momento emitía un buen fogonazo hacia la escena...

Pero es que a veces no se dá controlado todo. El tripode es indispensable para estas tomas a baja velocidad donde la luz se hace un poco indomable.

Me está gustando tu tematica, descubriendo rincones nocturnos impregnados de ese momento que solo el sosiego de la noche aporta a ciertos lugares.

Biquiños

ñOCO Le bOLO dijo...


Un acierto la toma baja. Tiene razón Merce, la luz de la farola merecía la pena ser controlada. Ella es un experta en farolas, dile que te dé la receta, que la sabe muy bien.

Saludos

CR & LMA
________________________________

ANRAFERA dijo...

Bonita estampa otoñal nocturna, una pena el foco, distrae mucho por su intensidad. Saludos
Ramón

josé luis dijo...

Gracias por sus comentarios. Intentaremos aprender como solucionar esos focos.

Saludos