jueves, 4 de febrero de 2010

Por fin...

Apareció esta mañana con su capota blanca...

4 comentarios:

Merce dijo...

Ya te veo saliendo a la caza de mil imagenes para regalarnoslas :) Si es que la nieve, no se que tiene que nos vuelve locos, nos apasiona, pisarla, cogerla, sentirla...

Bonita imagen :)

Un abrazo.

josé luis dijo...

Ya había tardado demasiado en nevar. Era una envidia sana la que teníamos al ver esas bellas estampas en los pueblos de España. Hoy ha sido un día con una luz nítida y de agradable temperatura viendo al Teide así. Pero me temo que esa capa blanca solo dure pocos días.

Un abrazo.

Juan T.A. dijo...

Vaya veo que no todo fueron lluvias descontroladas.
Que belleza, sin nieve te cautiva desde cualquier punto de la isla que lo mires, ya con su manto blanco es otra cosa, más majestuoso.
Mira, en la parte de la envidia, la tengo por no estar en esa tierra, abajo junto al mar eso sí, que arriba donde ahora pinta el blanco me recuerda el 'fresquito' que pasé en pleno agosto.
Saludos

josé luis dijo...

Seguro que con la luz que hay, y con las vistas que te ofrece ahora, sacarías una colección maestra de fotos. Espero que tengas esa oportunidad algún día, aunque si estas en las alturas, tal vez te refresques un poco, pero valdrá la pena.

Saludos.