sábado, 2 de mayo de 2009

En el sur...



El sol brilló a ratos. El sur siempre es el sur. Un buen tiempo suele ser la constante. Y allí
van y vienen gentes de todas partes en busca de los rayos que calientan y encienden los cuerpos.
Hasta el pájaro se acercaba a coger trozos de migas, a hacer cabriolas entre las piscinas... entre sonidos de diferentes lenguas.

2 comentarios:

laquesuscribe dijo...

Esa ( porque es hembra) Passer domesticus acabará siendo políglota...

josé luis sánchez dijo...

No lo dudes...¡Qué buen ojo tienes para conocer las diferentes especies!