domingo, 3 de mayo de 2009

De Nivaria...


De pronto, apareció un extraño navío que surcaba el gran Océano. Desde la costa, apenas se apreciaba la presencia de humanos en su interior, hasta que atracaron. Vimos, escondidos tras los riscos, como se lanzaron tierra a dentro. No sabíamos de dónde venía aquella gente extraña. Sus facciones desconocidas, su habla silvante. No sabemos qué buscaban...Hasta que les enseñamos una Violeta del Teide. Miraron aquella planta especial...Y asombrados, adoraron a la Naturaleza del Echeyde, de Nivaria.

3 comentarios:

Víctor Roblas dijo...

Una fotografía muy bien compuesta. TRansmite soledad y tranquilidad.

laquesuscribe dijo...

Yo me he fijado además en el texto:
Echeyde=Teide, Nivaria=Tenerife

(Si al final, de tanto visitar tu blog, aprenderé cultura guanche...)

José dijo...

Hola Victor, me alegra leer tus comentarios. Sabes que estoy cogiéndo recortes de tus trabajos. Poco a poco.
A LQS, con esas palabras se entiende mejor el sentido...