sábado, 7 de marzo de 2009

El ratón...


Y el ratón se movía sigiloso entre las firmas del pasado...

2 comentarios:

laquesuscribe dijo...

Al menos los escritos no corren el riesgo de ser ingeridos...
Este me ha parecido genial.
Salu2 ( no hay forma de hacerse una seguidora tuya en este blog...)

josé luis sánchez dijo...

Estamos tan habituados a convivir con "los ratones", que nos hemos llevamos bien. ¿Quién lo iba a decir?

Saludos.