viernes, 21 de noviembre de 2008

Una vida...



Y, desde la entrañas de la existencia, se presenta
cada año, en medio del verano, para alegrarnos
la vista. Allí, en el sur de Tenerife la encontré,
llena de vida. Y, desde entonces, siempre espero
el reencuentro.

2 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Uff... llegué al principio. Esto me ha permitido ver y recordar lugares. Ver, también, tu evolución, desde las primeras fotos a las últimas. Tienes una buena colección.

Saludos, desde el Jardín Botánico, por ejemplo.

CR LMA
________________________________

josé luis dijo...

Una gran sorpresa encontrate por estas tierras. Seguro que los alisios te empujaron hasta aquí. Gracias por tu visita. Desde aquí pariré hasta tus blogs de la bella Santander.

Saludos